Archivo de la etiqueta: headphonica

OperaRotas – The Future Doesn’t Belong To The Fainthearted… (Headphonica)

Free Jazz + R’n’B | Desde hace tiempo este ha sido para mí un disco de aeropuerto, el que suelo poner en mi reproductor de MP3 antes de subir al avión. Lo cual no deja de resultar una paradoja, ya que eso de que “el futuro no pertenece a los débiles de corazón, sino a los valientes” es una cita que Ronald Reagan pronunció en 1986 tras el desastre del transbordador espacial Challenger…

The Future Doesn’t Belong To The Fainthearted; It Belongs To The Brave es ante todo un álbum desconcertante, y díficil de describir. Hay xilófonos y teclados, percusiones marciales y toda una selva de instrumentos de viento que soplan por donde les da la gana. Y voces. Voces femeninas manipuladas sin clemencia, que lanzan con entusiasmo eslóganes absurdos que habrá que interpretar como una parodia de la vacuidad de las letras en buena parte de la música pop (“alrededor del mundo, la gente canta mi canción”, “mueve tu cuerpo” o “el fuego me quema por dentro”). Y mucho “oh yeah.

Sigue leyendo

[op3n039] – AYOZE GARCÍA – Grabaciones bizarras, momentos históricos

El título de esta sesión hace referencia, cambiando el orden de las palabras, a las dos secciones fijas de los martes en el programa Intangible 23 de Canarias Ahora Radio: La grabación histórica  (con canciones de principios del siglo XX disponibles en el Internet Archive y el Free Music Archive) y El momento bizarro (donde suenan las canciones más estrambóticas que da de sí el netaudio).

Aquí están recogidos 23 (por supuesto) de los mejores temas que han aparecido en estas dos secciones desde marzo de 2010 (incluido uno ‘inédito’, el de The Conet Project, que pondremos en septiembre).

Sigue leyendo

[op3n038] – In Vitro – Casa del viento

Ambient meditativo, discurso narrativo | Estas últimas semanas he invertido muchas horas diseñando proyectos para la escuela en la que trabajo. Documentación, comprobación, selección, síntesis y creación. Necesito concentración. Debo confesar que mis neuronas han sido afortunadas. El reproductor de mi ordenador tenía la opción ‘repetir’ y soy incapaz de contar las veces que he escuchado ‘Casa del viento’. En mi azotea, en mi casita cerebral, la preciosa selección de In Vitro ha fluido entre sinapsis, girando, curvando y estimulando mi tarea cognitiva, hasta llegar a perder la noción del tiempo.

Piensa en el viento deslizándose entre las hojas de los árboles de un bosque. Imagínate caminando entre esos árboles, imagínate sentirte como uno de ellos. Imagínate siendo la ‘Casa del viento’.

Sigue leyendo